lunes, 30 de septiembre de 2013

Reseña: Numbers 3: Infinito


Título: Infinito
Autor: Rachel Ward
Editorial: Booket
Precio: 10.95
Nº de páginas: 311
ISBN: 9788408039495
Trilogía:
 1. Numbers [reseña aquí]
 2. Numbers 2: El caos [reseña aquí]
 3. Numers 3: Infinito







   Año 2029, Post-caos.
   La civilización tal y como la conocemos ya no existe. Las ciudades están llenas de forajidos, y las comodidades de la vida moderna, como la electricidad o las líneas telefónicas, son un lejano recuerdo.
   Ahora, Adam, Sarah y Mia sobreviven en el bosque, lejos de la gente, lejos del peso de los número s. Pero huir no es la solución, y menos con un bebé en camino. Pronto deberán recurrir a la ayuda de otras personas pero, ¿pueden confi ar en ellas? ¿O sólo buscan aprovecharse de sus dones?
   Para bien o para mal, pronto lo descubrirán


   Pero en eso consiste la vida. Tienes una sola oportunidad de hacerlo bien. Una vida para vivirla.
¡Alerta, contiene spoilers de partes anteriores!

    Tal y como Adam predijo, el caos invadió el mundo. Ya nada es como antes. Sin ningún aparente vestigio de una sociedad organizada, los supervivientes viven en pequeños campamentos aunque las enfermedades, la falta de comida, sanidad e higiene se cobran muchas vidas.
   Desde entonces Adam, Sarah y Mia llevan una vida nómada, huyendo continuamente. No importa donde intenten escapar siempre podrán ser encontrados por el chip que Mia porta.
   Unos hombres aparecen en su último refugio y consiguen llevarse a los tres. Quieren a Adam. Quieren sus poderes. Quieren ver lo que él ve. Quieren los números.

   No creía que la premisa o situación inicial que nos presentaban pudiera permitir el desarrollo de una trama consistente que no estuviera cogida con pinzas, pero lo hizo. Ya conocíamos el don de Adam que al igual que su madre Jen podía ver en los ojos de quién mirara la fecha de su muerte, el de Sarah que a través de sueños ve el futuro o el de Val que podía ver el aura o “energías cósmicas”. Sin embargo, en esta ocasión se nos presentan nuevos dones muy originales que son los que van a permitir construir la trama. La autora ha sabido sacarle todo el jugo y potencial al tema de los dotes, en ningún momento llegamos a pensar, o eso ha ocurrido en mi caso, que ha sido desaprovechada esta original idea.

   Aunque tengo que ponerle un pero al don de ver la fecha de la muerte de las personas. Y es que este número nunca cambia. Y yo me pregunto: cómo siendo la vida tan impredecible puede permanecer siempre el mismo número. ¿No es como suponer que la vida de las personas está determinada y que da igual lo que hagamos porque hay una fecha para nosotros? (Y hasta aquí dejo mi momento filosófico)

    Me han gustado tanto la faceta de Adam como la de Sarah porque a su manera ambos son muy protectores y luchan por lo que les importa aunque es cierto que al principio me chocaba bastante las pinceladas tan egoístas que mostraba Sarah, que parecía no entender todo lo que tenía que pasar Adam al ver esos números.
   Y aunque parezca raro, el personaje al que más cariño, simpatía o llamadlo cómo queráis le tomé fue a  Saul porque aunque no deje de ser el cruel, egoísta y rastrero comprendía las razones que lo impulsaban a actuar así, ese miedo que albergaba a perder lo que consideraba preciado para él y que no valía nada porque su éxito dependía de la derrota del resto. (No comprendo que entendáis esta parrafada si no habéis leído el libro)

   La historia está muy bien llevada, no os confundáis, pero llegados a este punto, final de trilogía que ha sabido ir mejorando poco a poco es inevitable no esperar cosas. Y aquí llegan las desilusiones. La primera de ellas fue cuando hacia la mitad del libro, en un momento de gran tensión la autora no prolongara ese momento de sufrimiento para el lector y para los personajes. Me dio la sensación de que no quería enrollar mucho la trama sino ir acabando con todo. Y esta está relacionada con mi segunda desilusión. El final. Muy bien hilado, muy bien tramado, muy perfecto… ¡No! La historia necesitaba algo más dramático, algo más culminante. ¿Un vivieron felices y comieron perdices? Pues no me conformo con eso. La verdad, esperaba algo con más fuerza.

   En definitiva, “Infinito” pone un buen broche a la trilogía Numbers con nuevos dones que mostrarnos que permiten desarrollar toda el potencial a la trama, con unos personajes que evolucionan aventura tras aventura y con un final cerrado y bien hilado que deja fuera la posibilidad de un desenlace más dramático,  trágico o enrevesado que sorprendiera al lector. Apostando por lo seguro, Rachel Ward no ha sacado ningún As de su manga que pudiera dejar el listón de la trilogía mucho más alto.
Tienes una idea muy simplista de lo que está bien y lo que está mal. En la vida, no todo es blanco o negro, la vida está llena de decisiones difíciles; a veces, todo es la opción “equivocada”, tienes que escoger el menor de los males.

4/5
   Todos llevamos algún peso encima-dice-. Mi teoría es que recibimos lo que podemos afrontar, unos más que otros. 
¿Habéis leído esta trilogía o alguno de los tres libros? ¿Qué os han parecido? ¿Os parece original el argumento que guarda cada una? ¿Ha ido mejorando la serie? ¿Cuál es vuestro favorito? 

3 comentarios:

Cris Hocicos dijo...

No leo que me hago spolier
Tengo muchas ganas de leerlo

Un beso^^

Sherezade dijo...

Hola guapísima!!

Aún tengo la primera parte pendiente, pero por tu puntuación (no leo la opinión porque no quiero spoilearme xD) parece que la saga va mejorando en sus siguientes partes (Creo recordar que la primera parte no llegó a gustarte todo lo que pensabas, aunque a lo mejor estoy confundida xD)

Muchos besitos!! =D

Amante de la lectura dijo...

Hola :D

Esta trilogia esta en mi lista de pendientes desde hace tiempo. Y no es por falta de ganas pero siempre hay algún otro libro que se cruza en mi camino xD
Tu reseña me ha abierto el apetito ^^

Un besito :D