lunes, 16 de septiembre de 2013

NO-reseña: El nombre de la rosa


Título: El nombre de la rosa
Autor: Umberto Eco
Editorial: Debolsillo
Precio: 9.95
Nº de páginas: 784
ISBN: 9788497592581
Autoconclusivo










     Valiéndose de características propias de la novela gótica, la crónica medieval, la novela policíaca, el relato ideológico en clave y la alegoría narrativa, El nombre de  la rosa narra las actividades detectivescas de Guillermo de Baskerville para esclarecer los crímenes cometidos en una abadía benedictina... Y a esta apasionante trama debe sumarse la admirable reconstrucción que no se detiene en lo exterior sino que ahonda en las formas de pensar y sentir del siglo XVI.


   Después de andar abandonado un año por mis estanterías con el marcapáginas hacia la página setenta decidí darle un empujón y terminármelo pero, como podéis ver en la entrada, esto finalmente no pudo ser. De verdad que me hubiera gustado seguir y llegar a un punto en el que consiguiera atraparme pero se estaba convirtiendo en una tortura.  No digo tampoco que algún día no le acabe dando una segunda oportunidad, igual no lo cogí en el momento más indicado.

   La historia nos relata cómo uno de los componentes de una abadía benedictina aparece asesinado. Aunque a primera vista parece tratarse de un suicidio, el abad decide contratar al detective Guillermo para que esclarezca el asunto y dé con el causante del homicidio. Con estos datos de partida promete una historia de lo más sugerente y entonces… ¿Por qué lo abandoné?

   En primer lugar, el narrador de la historia no es Guillermo ni tampoco un narrador externo por lo que no podemos llegar a saber qué piensa nuestro detective ni de quién sospecha. Por el contrario quién nos cuenta la historia es un joven acompañante de este, que a pesar de su corta edad demuestra un gran interés por la arquitectura y el arte de la época por lo que invierte páginas y páginas describiendo el edificio al detalle así como discusiones que se debaten en su interior.
   Claro que considero necesario y a la vez curioso que nos sitúe con profundidad en el entorno y que a la vez nos transmita conocimientos sobre las construcciones de la época. Sin embargo, sus exámenes me parecieron demasiado exhaustivos hasta el punto de convertir la narración en densa y pesada y sus reflexiones, en ocasiones, me resultaron algo paranoicas.
  En segundo lugar, existen muchos fragmentos escritos en latín y lenguas vernáculas por lo que vas perdiendo mucho contenido.

   Pero no todo lo que voy a comentar va a ser negativo pues también es cierto que las divisiones de los capítulos son bastante curiosas y es que están separados atendiendo a las oraciones que se hacían a lo largo del día [nona, maitines…].
   Otro rasgo a destacar es como poco a poco vamos conociendo a cada monje y cómo cada uno explica cómo lleva a cabo sus tareas.

   En definitiva, “El nombre de la rosa” es una novela con unos ingredientes perfectos para cautivar al lector pero que debido a su densidad descriptiva sobre los edificios y las reflexiones del narrador no ha conseguido atraparme en ningún momento haciendo la lectura lenta, pesada e incluso aburrida.

¿Lo habéis leído o queréis hacerlo? ¿Consideráis que debería darle una segunda oportunidad más adelante?¿Alguno de vosotros lo abandonó también? ¿Qué libros no habéis conseguido terminar?

6 comentarios:

Victoria dijo...

Hola!
Bueno a veces es que hay libros que se hacen pesados...Yo no lo he leído y tampoco me llama mucho la atención.
A mi uno que se me hizo eterno y pensaba no terminaría nunca fue It de Stephen King,pero bueno,al final lo termine pero lo que yo hice fue ir intercalando otras lecturas porque si no no podía seguir con el jejej
¡Un beso!

AnGaMi dijo...

Lo leí el año pasado y me gustó. Umberto Eco no es un escritor sencillo, tiene una forma de escribir densa y complicada pero muy buena. Lo de las partes en latín a mí me costó bastante, pero porque fui imbécil y no me di cuenta de que venían traducidas al final del libro.
Intenta darle otra oportunidad tomándotelo con calma porque el libro merece la pena.

Un saludo

Mari dijo...

Pues tenía pensado leerlo pero tras leer la reseña esos datos negativos que das sobre todo lo del latín me dicen que lo deje para más tarde.

Alice dijo...

Hola guapi!

Yo la verdad que sólo he visto la peli, muy buena por ciero.

El libro nop, y despues de tu reseña no reo que lo lea... que pesadez por diossss... un besazo

Verónica Navas dijo...

Hola! Lo quiero leer, pero ya me se hacía que iba a ser un poco denso así que creo que veré si en las vacaciones puedo hacerlo :/
Gracias por la no-reseña, saludos!
Te seguí, pasa a ver mi blog cuando quieras :)

Sherezade dijo...

Hola guapísima!!

Estas cosas pasan corazón, a veces porque no es el momento indicado, otras porque no nos acaba de enganchar, pero el caso es que yo también me he visto a veces en esta situación. No he leído este libro, aunque sí que tengo bastante interés por leerlo algún día, espero que llegue a engancharme =P

Muy buena No-reseña guapi xD

Muchos besitos!! =)