lunes, 5 de agosto de 2013

Reseña: El canto de la sirena









Título: El canto de la sirena. Las crónicas de Cronos 2
Autor: Anne Ursu
Editorial: Everest
Precio: 19.95€
Nº de páginas: 391
ISBN: 9788444145273
Libros que forman la serie:
2. Las crónicas de Cronos II: El canto de la sirena
3. Las crónicas de Cronos III: Fuego inmortal






   O sea, que a veces pasan cosas realmente malas y, por razones bastantes complejas, tú eres el único capaz de pararlas. Y a veces, para lograrlo, tienes que escabullirte de casa en plena noche y bajar al Submundo. Y en ocasiones tú, que eres una persona considerada, dejas una nota a tus padres para explicarles que sabes por qué están todos enfermos y que tienes que irte a salvar el mundo. 








   Charlotte, de trece años, está castigada desde que pasó una noche fuera de casa con su primo Zee para salvar el mundo. Ambos fueron al Submundo para rescatar las sombras de sus amigos enfermos y derrotar a Filonecron, el semidiós griego que quería destronar al rey Hades y someter a la Humanidad. Al volver, ninguno de los primos pudo contar lo ocurrido.
   Por otra parte, Filonecron, que fue desterrado al mundo, pide ayuda para vengarse de Charlotte a su abuelo Poseidón, Rey de los Mares, con el que vive en un mágico yate de lujo que navega frente a las costas griegas.
   Poseidón hace que el padre de Charlotte gane un crucero, y, cuando Charlotte y sus padres están a bordo, una sirena hipnotiza a los pasajeros con su canto. Solo Charlotte y Jasón, un inmortal, se libran del hechizo.

¿Qué sentido tiene gobernar el universo sin amor?








¡Cuidado! Contiene spoilers de partes anteriores

   La visita de Charlotte al Submundo para salvar las sombras de sus amigos junto a su primo Zee, que había sido hechizado por Filonecron que con su ejército de sombras pretendía derrocar a Hades, fue un auténtico éxito. No fue tan exitosa, sin embargo, la bienvenida de sus padres a quienes había dejado una carta intentándole explicar su misión de salvar el mundo. Tomando aquello como una enorme mentira producto de la fantasía y locura de su hija, los Mielswetzskis no tienen más remedio que castigarla de por vida y llevarle a un psicólogo para que  saque esas ideas disparatadas de salvación del mundo de su cabeza. Su vida ahora se ha convertido en un infierno pero para más inri… ¿Esperaban que después de burlar a un dios, este se iba a quedar de brazos cruzados?

   Durante el comienzo de la historia se hacen recapitulaciones de las aventuras vividas en el Submundo en el libro anterior, dato de mucha utilidad para mentes olvidadizas como la de servidora. Lo que no he considerado tan útil es el flashback que a mitad de la historia hace Zee para desviar después la trama hacia otro rumbo. Sé que era necesario para que el lector no se perdiera pero volver a leer de nuevo  diálogos que ya conocíamos gracias a Charlotte me pareció repetitivo y cansado.

  Si en el anterior libro encontrábamos un narrador que intentaba conectar con el lector y no lo conseguía, que pecaba de asfixiante y cansino y no paraba de repetir los mismos términos… no os preocupéis porque no es lo que encontraremos en este. Ese toque cómico y sarcástico que pincela la trama (véase ejemplo: Gracias Poseidón, Gran Dios de los Mares, por concederme el honor de servir de alimento a un descendiente tuyo; solo espero haber sido lo bastante suculento como para satisfacer las benditas papilas gustativas de tu vástago) dota a la novela de una mayor agilidad y espontaneidad.

   En cuanto a los personajes, mejoran ligeramente, pierden algo de esa ingenuidad que los cegaba y se les ve más intrépidos y despiertos.
   Charlotte es  luchadora y guerrera, valiente y entregada aunque algo del sentido del humor con el que nos deleitaba se ha esfumado. Sin embargo, esto no quiere decir que no nos saque alguna risa con sus ocurrencias.
   Zee lo he encontrado demasiado idiotizado idolatrado. Después de sus aventuras en el Submundo se le ha dado una especia de “prestigio” que no creo que merezca.
   El nuevo personaje, Jasón Hart, desde el comienzo se ganó mi sospecha y aunque no la abandonase tengo que reconocer que tiene mucha fuerza y suspicacia.

   Para los apasionados de la mitología verán más que saciados su curiosidad  pues podría decir que incluso supera las dosis del anterior. En este caso no nos encontramos en el Submundo con Hades sino, como deja entrever la portada, en los mares con Poseidón. La ambientación está muy conseguida y el cambio de escenario aporta un torrente de aire fresco a la trama a la vez que nos permite conocer otro tipo de criaturas como las bestias gigantes Escilas y Caribdis o el entrañable Sir Laurence Gaumm.

   Ya desde  un comienzo peca de introductorio pero esperaba que a medida que avanzara la trama esto se fuera solventado y aunque es cierto que mejora, sinceramente, esperaba bastante más acción sobre todo al final el cual exigía ser más pausado y épico y no precipitado como si la autora quisiese dar cierre a la historia ya.

   En definitiva, “El canto de la sirena” nos transporta de lleno a un mundo donde la mitología es la protagonista, los mares nuestro escenario y Poseidón dios de  criaturas marinas no tan adorables como pensábamos y bestias temibles. Una segunda parte de trilogía con un ritmo más ágil por la mejora en la narración pero con una acción insuficiente y un final precipitado.

   Que puedas convertir a otro en un trozo de alga- porque es lo que más deseas en el mundo y porque se lo merece total y absolutamente al cien por ciento-no significa que debas hacerlo.








MariposaMariposaMariposa

2 comentarios:

Cyrelle Chévalier dijo...

¡Hola Hancastera!

Lo cierto es que no conocía estos libros, pero me los apunto *w* Me encanta eso de que la mitología siempre esté presente, ¡muchas gracias por la reseña! :)

Cyrelle.

May R Ayamonte dijo...

hola"

pues no conocía la novela pero tampoco me llama

un beso!